miércoles, noviembre 7, 2018

Contenidos ¿con o sin subtítulos?

Jonathan Blum

La industria del entretenimiento está en constate metamorfosis. Para quienes estamos en este negocio, los retos son se han vuelto parte de la rutina. Antes, la distribución de productos audiovisuales se realizaba de forma más segmentada. Ubicar a nuestro mercado era sencillo y había mayor control sobre los resultados. No obstante, también encontrábamos mayores limitaciones.

Recientemente hemos escuchado mucho sobre los cambios que han adoptado las personas en el consumo de entretenimiento, el boom de las plataformas Over The Top (OTT), la competencia entre pantallas y el alcance que tienen algunos contenidos sin importar las barreras culturales.

Todo ello le brindó material a Parrot Analytics para el desarrollo de un estudio en el que habla sobre el consumo de contenidos en diferentes mercados y cómo -al parecer- estamos ante la creación de productos dirigidos a audiencias globales. Para su desarrollo, aplicaron una encuesta en cuatro países: Estados Unidos, México, Alemania y Corea del Sur, en la cual preguntaron a las personas acerca de lo que habían visto en el último mes y si estos contenidos tenían subtítulos.

Los hallazgos fueron muy interesantes: el mercado alemán es el menos propenso a ver series o películas subtituladas, seguido de Estados Unidos, en donde sólo el 17% de las personas ven contenidos en lengua extranjera. Sin embargo, habría que indagar más en los detalles, ya que en este país la diversidad cultural abunda y ésta puede ser una de las razones por las que el mayor consumo de productos audiovisuales sea en su idioma original. En Corea del Sur y México, los porcentajes se elevan a un 36% y 44%, respectivamente. Esto colocó a México como un mercado en el que los productos con subtítulos logran una mejor aceptación.

Pese a que en Estados Unidos y Alemania los productos subtitulados no cuenten con una amplia preferencia, esto no quiere decir que los contenidos extranjeros no sean vistos. Posiblemente, en estos países funcione mejor el doblaje, o al menos es lo que sugiere el estudio.

Además de mostrarnos los países en los que se ven contenidos subtitulados, el estudio profundizó en las edades de las audiencias y reveló que, los jóvenes en general son los que se inclinan por los contenidos subtitulados, salvo en el caso de México, donde son los adultos de entre 55 a 64 años, los más propensos a ver programas con subtítulos.
Los datos anteriores nos dan una fotografía general de lo que sucede con la introducción de contenidos a audiencias globales, lo cual no resulta para nada decepcionante. Por lo contrario, nos brinda herramientas para lograr un mayor alcance al distribuir formatos. En los casos del mercado americano y el alemán, hay una oportunidad para conquistarlos y quizá en unos años esos porcentajes, que hoy no rebasan los 20 puntos porcentuales puedan, incluso, igualarse a lo que sucede en México.

Por el momento, ya contamos con más información para saber de dónde partir y tal vez comenzar a entrar a mercados que antes no habíamos imaginado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Jonathan Blum

Presidente de Cisneros Media.

Conoce más sobre mi