miércoles, julio 10, 2019

Las nuevas soluciones para un comercio digital en auge

Jonathan Blum

En los últimos años, el comercio electrónico se ha convertido en un sector clave para Latinoamérica y el Caribe. De acuerdo a estimaciones de analistas financieros, próximamente, el número de transacciones digitales será superior al número de transacciones físicas. Del 2016 al 2019, la cantidad de personas que realizan consumos en línea aumentó de 126 a 156 millones. Las ventas online realizadas este año equivalen a 80,000 millones de dólares, frente a los 40,000 millones de 2016.

De manera paralela a este crecimiento, la expectativa de los consumidores también aumenta. Demandan, en mayor medida, experiencias de pago en línea con altos niveles de seguridad y sencillas de gestionar, por lo que todos los actores involucrados en el desarrollo del e-commerce (empresas, gobierno y sociedad) se están enfrentando a nuevos retos para mejorar dichas prácticas.

Derivado de estas nuevas conductas de consumo, las empresas se han visto en la necesidad de desarrollar e implementar diversos instrumentos y herramientas tecnológicas que permitan dar solución a los nuevos retos. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) menciona que es necesario aplicar políticas comerciales que reduzcan las barreras al desarrollo, a un nivel nacional y regional. El objetivo es que de manera proactiva se incremente la seguridad en línea “al promover la adopción de las últimas tecnologías, ayudar a reducir los niveles de fraude y, a su vez, garantizar una mejor experiencia para el consumidor”, apunta Jeff Wilson, Vicepresidente Ejecutivo de Servicios de MasterCard.

Una de las soluciones en las que está trabajando la industria bancaria consiste en la creación de tecnologías de autentificación y tokenización. Esto último se basa en convertir el número de una tarjeta de crédito o débito en un número único e intransferible que protege los datos financieros del propietario. Por otra parte, MasterCard dio a conocer que este año pondrán a disposición de las empresas un nuevo servicio que permitirá detectar fraudes. Se basa en un sistema de inteligencia artificial diseñado para medir los niveles de riesgo de cada transacción y así, agilizar el proceso de pago.

Las tecnologías de pago “en la nube” como Apple Pay o Samsung Pay son otras de las soluciones que continúan en desarrollo. Gracias a estas, las empresas pueden otorgar mayor flexibilidad y seguridad en los procesos de compra en línea, mejorando la experiencia del consumidor y sin poner en riesgo su seguridad.

Cada vez hay más gente que prefiere realizar transacciones en línea. Por ello, es necesario que las marcas se adelanten a las necesidades de los clientes y continúen desarrollando herramientas que permitan que las actividades de e-commerce sean más seguras y más sencillas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *