martes, septiembre 19, 2017

Más pantallas, más oferta

Jonathan Blum

Es 2017 y el futuro nos alcanzó. La idea de que todo el contenido es sólo transmitido por televisión caducó: así lo afirma Alejandro Ruelas-Gossi para CNN, experto en negocios y estrategia. Esto ya lo saben empresas como Facebook, Twitter y Apple a quienes les surgió la idea de crear contenidos que representen una competencia directa para la televisión.

El televisor no capta la atención del público al 100 por ciento. Mientras está encendido, las personas realizan otras actividades, como chequear sus teléfonos o dispositivos móviles con conexión a internet. Sus intereses se han dividido en dos pantallas: la que se encuentra frente a ellos y la que sostienen en su mano, a esto se le ha denominado “second screen”, literalmente dos pantallas.

Con base en lo anterior estas empresas pensaron que, si para las generaciones actuales la televisión pasó a un segundo término y su atención está mayormente en sus teléfonos, entonces habría que desarrollar contenido para retener su atención mientras utilizan sus dispositivos móviles.

Steve Jobs tenía en mente revolucionar la televisión así como lo hizo con las computadoras, pero no logró ejecutarlo. La empresa de la manzana destinó 1000 millones de dólares este año para el desarrollo de series de televisión. Algo similar sucedió con Facebook, que compró los derechos de algunos shows para colocarlos en su pestaña de video y Twitter comenzó con sus transmisiones de eventos en vivo.

Con la información que conocemos hasta ahora podemos analizar este tema desde diferentes ángulos: es un hecho que la televisión se ha visto afectada por el surgimiento de nuevas plataformas y por el internet mismo, pero nada garantiza que al tener contenidos de entretenimiento en redes sociales  estos contarán con grandes audiencias.

Ya lo ha dicho Alejandro Ruelas también, que a mayor número aplicaciones habrá mayor oferta. Es decir, que el usuario tendrá acceso a más pantallas, pero ¿Cuál de éstas ganará la batalla? Cada empresa desarrollará lo propio, todas están interesadas en generar un fenómeno del tamaño de Game of Thrones, una de las series más caras de la historia y también de las más exitosas. No podemos saber si lo lograrán, no obstante de todo esto surgen varias ideas:

1) La televisión no ha muerto, sólo debe adaptarse al contexto actual. Ejecutar programas multiplataforma ha sido bien aceptado y  poco a poco el método se perfeccionará;

2) Las empresas interesadas en el negocio del entretenimiento deberán saber que copiar fórmulas no es un buen recurso, por lo tanto están obligadas a desarrollar contenido original y con alta calidad; y, por último

3) El negocio de Apple, Facebook y Twitter está en constante actualización y el desarrollo de contenidos no debería interferir en ello. Esperemos.

Finalmente, es necesario considerar al público objetivo de estas empresas: los millennials, la generación que no sabe estar sin conexión a internet, la que más se distrae y la  más exigente. Son muchos los retos que enfrentarán las compañías de medios. Esperemos tengan claro que cantidad no es calidad. Los espectadores están  a la expectativa de un futuro con más pantallas y más oferta de entretenimiento. Al final, ellos decidirán cuál merece toda su atención.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Jonathan Blum

Presidente de Cisneros Media.

Conoce más sobre mi